jeshoots-com-219386-unsplash

¿Quieres emprender? Cómo elegir una franquicia

¿Cuál es el negocio adecuado para un emprendedor  o inversionista? ¿Qué actitudes se deben de reunir? ¿Cuáles son los aspectos clave a abordar con el franquiciante?

Define expectativas. La primera recomendación es que definas claramente tu perfil y tus expectativas, tanto personales como económicas, sobre la inversión a realizar. ¿Por qué te interesa invertir? Para tener independencia económica, generar un patrimonio o porque es el sueño de tu vida.  

Buscar el concepto del negocio. Hay que identificar el concepto de negocio que más se adecue a lo que estás buscando. Hay que enamorarse del concepto, incluso antes de hacer la evaluación financiera.

Evaluar el modelo financiero. Es necesario asegurarse de que se cuenta con la inversión suficiente (incluyendo créditos) para arrancar el negocio, subsistir los primeros meses con capital de trabajo y salir avante en caso de una contingencia. Es clave también analizar el retorno de inversión: en cuánto tiempo vas a recuperar tu inversión y los rendimientos que va a generar.

Hacer un análisis jurídico. La regulación mexicana sobre el tema de franquicias es limitada, pues está contenida en un puñado de artículos dentro de lo que es la Ley y el Reglamento de la Propiedad Industrial. El contrato acaba siendo Ley en la relación entre franquiciante y franquiciatario. 

Empatía con el franquiciante. Al comprar una franquicia, el franquiciatario va a tener una relación a mediano o largo plazo con el franquiciante: le va a pedir soporte, asistencia técnica, capacitación, y a su vez, le va a pagar derechos y regalías;  por lo tanto, tiene que haber buena química entre ambos. Es importante sentirse satisfecho con los servicios que ofrecerá el franquiciante.

Por último no olvides tener en cuenta dos puntos importantes: la ubicación del local y la contratación de personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.