jon-moore-399469-unsplash

Consejos básicos de seguridad informática

Actualmente, un gran porcentaje de nuestras actividades diarias se desarrollan frente al equipo de cómputo o desde los dispositivos móviles, un buen antivirus es indispensable para conservar la seguridad e integridad de los mismos; sin embargo, nunca hay protección de más, por lo que te compartimos estos consejos de seguridad informática que puedes realizar aparte.

Navegación cifrada 

Los navegadores web usan el protocolo HTTP para acceder a Internet, esto significa que los datos compartidos entre tu navegador y la red se trasmiten como texto plano, lo cual los hace vulnerables a “ojos” externos, que escanean la red en busca de palabras clave.

Por otra parte, el protocolo HTTPS cifra todos los datos transmitidos entre el navegador y los servidores de Internet, dificultando la obtención de información confidencial. Este protocolo se usa en determinados momentos, como por ejemplo al entrar a tu banco online o a tus cuentas de correo electrónico. Si quieres asegurar tu navegación desde tus dispositivos usa app o complementos como HTTPS Everywhere que se encarga de activar el protocolo HTTPS de forma automática en muchas páginas web. HTTPS Everywhere dispone de extensiones para Firefox y Chrome.

Contraseñas y usuarios

En todos lados lo dicen y aquí lo repetiremos: no uses los mismos nombres de usuario ni las mismas contraseñas para tus cuentas, el riesgo de que roben información de esta manera es enorme. Todas nuestras contraseñas deben de contar con letras mayúsculas y minúsculas, números, signos de puntuación (puntos, comas, paréntesis, etc.), entre otros ya que al ser más diversos los caracteres utilizados, más difícil será para el usuario malicioso descubrirla.

Actualizar contraseñas 

Las contraseñas tienen un periodo de vida, es decir, estas envejecen y su seguridad se ve disminuida, además de crear contraseñas diferentes y seguras para tus cuentas, cámbialas periódicamente.

Abraza al escepticismo 

La seguridad es una actitud. Implica desconfiar sanamente de las cosas que ves a diario en Internet, pues muchas cosas no son lo que parecen, ni lo que prometen.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.